¿Sabes por qué los parabenos le hacen mal a tu cuerpo?

Primero aclaremos que los parabenos son preservantes, y que en el mundo de la cosmética se usan bastante por la simple razón que queremos que los productos se mantengan en el tiempo conservando el poder de sus activos y sin ningún microorganismo no deseado. 

Ahora, el mundo de los preservantes es un universo muy grande con preservantes sintéticos y naturales, algunos inocuos para la salud y otros más bien tóxicos y también con gran variación de precios.

Un poco de biología solo para aclarar que NO TODOS los productos cosméticos necesitan preservante. Solo los que contiene agua necesitan un agente para conservarlos. Por eso, productos tales como loción micelar, tónico y crema, que sí contienen agua, lo necesitan y productos basados 100% en aceites, como el Beauty Oil, Luxury Oil y Eye Magic no lo requieren. Para esos últimos, solo se  necesita agregar Vitamina E, un gran antioxidante que evita la oxidación de los aceites. 

Dado que la función de un preservante es eliminar bacterias, hongos y otros microorganismos, es probable que ése tenga un efecto tóxico en nuestro cuerpo ya que tenemos una gran variedad de bacterias en nosotros con una función importante para nuestra salud. En TESSA buscamos preservantes que funcionan en pequeña concentración pero que no sean tóxicos tanto para el medio ambiente como para el cuerpo humano. Ciertos preservantes funcionan mejor para ciertos tipos de productos, con lo que no usamos siempre el mismo preservante. No usamos ningún tipo de parabenos, ni de otros preservantes similares usados comúnmente en la industria cosmética convencional y estamos constantemente analizando nuevos preservantes no tóxicos, buscando opciones más efectivas a menor concentración, con lo que es posible que usemos otros preservantes en el futuro. En la actualidad, usamos una mezcla de preservantes naturales y químicos no tóxicos pues los naturales no funcionan para todas las formulaciones.

¿Por qué se usan tanto los parabenos en la industria cosmética? Por la simple razón que son potentes y sobre todo porque son MUY baratos. 

¿Por qué no nos gustan? Porque está comprobado que los parabenos son disruptores hormonales, y que podrían afectar tu capacidad en tener hijos y llevarte a desarrollar cancer de mama. Adicionalmente, los parabenos usados en tus jabones y shampoos terminan en el desagüe impactando negativamente el medioambiente. Y sabemos que se usan parabenos en los alimentos y en los remedios, y no queremos aumentar tu exposición a ese químico potencialmente tóxico. 

La Unión Europea ha limitado la concentración de Propylparaben and Butylparaben, y ha eliminado el uso de los parabenos siguientes en productos cosméticos: isopropylparaben, isobutylparaben, phenylparaben, benzylparaben, y pentylparaben,... 

La decisión es tuya,.