DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $60.000 ($80.000 EN ZONAS EXTREMAS) / contáctanos por whatsapp

La importancia de la limpieza en tu rutina

23 marzo 2022

Puede que la limpieza no sea el paso más glamouroso en una rutina de cuidado de la piel, pero en muchos sentidos, es el más importante.

Ya sea si tu rutina consiste en un dúo básico de lavado y humectación, o si ya vas por un ritual de 10 pasos, es esencial partir con un lienzo limpio.

Solo después de que elimines toda la suciedad, el maquillaje y el exceso de grasa que hay en tu rostro, tu piel podrá absorber adecuadamente y cosechar los beneficios de todos esos maravillosos productos en los que inviertes. ✨

 

¿Cómo elegir el mejor limpiador para tu tipo de piel?

La limpieza es un paso relativamente sencillo de la rutina diaria: simplemente enjabonas, enjuagas y continuas. Sin embargo, juega un papel muy importante para mantener el equilibrio de la piel.

Un limpiador demasiado fuerte puede despojar a tu piel de sus aceites naturales, mientras que uno demasiado suave no eliminará de manera efectiva el exceso de grasa y los residuos de maquillaje y polución, especialmente si tu tez es grasosa.

¿El punto medio? Un buen limpiador no hace daño; después de lavarte la cara, tu piel debe sentirse fresca, no tirante ni reseca, mientras que tus poros deben sentirse limpios y preparados para los siguientes pasos de hidratación y tratamiento.

1. Según tu tipo de piel

Primero lo más obvio: elige un limpiador apropiado para tu tipo de piel. Si no tienes ningún problema específico, como acné o piel seca, lo más probable tengas una piel "normal".

Debes tener en cuenta los ingredientes y la textura de tu limpiador, eligiendo uno específicamente para tu tipo de piel: seca, grasa, propensa al acné, sensible o mixta.

¿No sabes cuál es tu tipo de piel? Anda a nuestro quiz para descubrir si la tienes seca, grasa, mixta, u otro. 

2. Textura

Una vez que descubras tu tipo de piel, ten en cuenta la textura del producto. Los tipos de piel seca necesitan jabones faciales cremosos, casi humectantes o incluso aceites, mientras que los tipos grasos y propensos al acné deben optar por texturas de espuma o gel, que absorberán el exceso de grasa. Los tipos de piel sensible deben usar algo más cremoso que probablemente será menos áspero e irritante en la piel ya frágil.

3. Algunos ingredientes destacados

Los ingredientes que necesitas dependerán de tu tipo de piel. Para la mayoría de las personas, una buena regla general es elegir algo que sea "no comedogénico", lo que significa que no obstruirá los poros.

Si tu piel tiende a estar seca, también debes buscar ingredientes como ceramidas y ácido hialurónico para retener la mayor cantidad de humedad posible. También pueden ser útiles para quienes usan productos para tratar el acné.

La piel grasa y propensa al acné se beneficia más de ingredientes exfoliantes como ácido salicílico, ácido glicólico o ácidos alfa hidroxi. Estos eliminarán el exceso de grasa, residuos y acumulación de suciedad, que pueden causar acné.

Los tipos de piel sensible deben evitar todo lo que sea agresivo y centrarse más en ingredientes calmantes como el aloe, el pepino o la arcilla.

Tipos de limpiadores

1. Agua micelar: Es una excelente opción para pieles sensibles, ya que es extremadamente suave y no hace que la piel se sienta tirante o seca después de la aplicación. También es perfecto para cuando no puedes molestarte en darle a tu rostro una limpieza profunda. 

Nuestro favorito: Lavender Cleanser de TESSA 😉

2. Limpiadores de aceite o bálsamo: Los limpiadores de aceite son excelentes para eliminar el maquillaje, especialmente la máscara a prueba de agua. 

Nuestro favorito: Clinique Take the day off Cleansing Balm

3. Limpiadores espumosos: Especial para los tipos de piel más grasas y propensos a las imperfecciones. 

Nuestro favorito: Jabón Facial DETOX de TESSA ⭐️

4. Geles limpiadores: Si tienes una piel mixta, un gel es un término medio perfecto para nutrir la piel más seca, mientras que es lo suficientemente ligero y refrescante para las partes más grasas.

Nuestro favorito: Roche-Posay Effaclar Gel limpiador

5. Cremas y leches limpiadoras: Los limpiadores en crema funcionan bien si tienes la piel seca o deshidratada, porque son súper nutritivos pero no le quitan vida a tu cutis. Los limpiadores en crema muy simples y suaves son una combinación particularmente buena para la piel sensible.

Nuestro favorito: CeraVe Limpiador Hidratante

 

Preguntas Frecuentes

¿Con qué frecuencia deberías lavar tu rostro?

Idealmente deberías lavar tu cara dos veces al día con un producto de limpieza suave para eliminar la acumulación de irritantes y contaminantes en la piel. Sin embargo, algunas personas con piel muy seca pueden optar por lavarse la cara solo una vez al día.

También hay personas que limpian dos veces por la noche, primero usando una fórmula a base de aceite para disolver el maquillaje y el protector solar, y luego una fórmula a base de agua para eliminar todos los residuos restantes. Es cosa de preferencias. 

¿Vencen los jabones de cara?

La mayoría de los productos de limpieza de cara caducan aproximadamente uno o dos años después de abrir el envase, aunque dependiendo de la fórmula y el empaque, algunos pueden durar solo seis meses. Además, mantener los productos en un lugar fresco y seco ayudará a que duren el mayor tiempo posible.

 

¿Nuestras sugerencias?

Lavender Cleanser de TESSA: Descubre esta loción micelar con lavanda orgánica que limpia de manera simple y eficaz tu rostro.

 

Jabón Facial DETOX de TESSA: Formulado con carbón activado, avena y aceite de camelia, este jabón en barra limpia y realiza una leve exfoliación dejando tu piel suave y lista para recibir los activos. 
x
x