DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $80.000 ($100.000 EN ZONAS EXTREMAS) / contáctanos por whatsapp

¿Qué significa exfoliar? Por qué deberías hacerlo y cómo partir

19 abril 2022

¿Alguna vez te has preguntado por qué la piel de los bebés es tan suave? Resulta que los bebés reemplazan las células de su piel cada pocos días, y a medida que envejecemos, la renovación celular de la piel comienza a ralentizarse: A los 20 toma de 14-21 días, a los 30 de 28-45 días, a los 40 de 45-60 días, y a los 50+ puede tomar entre 60- +90 días para un reemplazo completo. 

Eliminar las células muertas de manera física (con exfoliantes físicos) o químicamente (con exfoliantes químicos), ayuda con el factor de desaceleración gradual del proceso natural de renovación de la piel, y además te ayuda a lucir una piel más suave, clara y radiante.

¡Sigue leyendo para saber más sobre la exfoliación!


La historia detrás de la exfoliación

La exfoliación, lo creas o no, se remonta al antiguo Egipto y la antigua China. En China, la gente de la realeza usaban arena, minerales y plantas para exfoliar su piel y eliminar las capas dañadas de la piel. 

Y en el antiguo Egipto, utilizaban elementos como leche agria, como exfoliante químico para la piel. Increíble, ¿no?


La importancia de la exfoliación: ¿por qué hacerlo?

La mejor manera de motivarnos para adoptar cualquier hábito es ver todos los beneficios que tiene para ofrecer, así que aquí te dejamos 6 razones para exfoliar tu piel regularmente:

exfoliar la piel
  1. Prevención de acné: La exfoliación ayuda a destapar los poros, lo que, a su vez, minimiza la aparición de acné. Si tienes una piel con acné o con tendencia, es fundamental que empieces a incorporar algún tipo de exfoliante en tu rutina. Ten en cuenta que nunca debe usar exfoliantes físicos fuertes en brotes ya formados, ya que solo los agravarás aún más y provocarás un retraso en el proceso de curación.

  2. Igualar el tono de piel: Al exfoliar, te estás deshaciendo de la piel muerta que contiene piel dañada y, estarás revelando una capa de piel más sana y radiante.

  3. Potencia el resto de los pasos de tu rutina: Uno de los muchos beneficios de la exfoliación regular es ayudar a que los productos que estás usando penetren más profundamente en la piel y, por lo tanto, los haces más efectivos. Cuando tienes una capa de células muertas sobre la piel, tus productos no llegarán a las capas más profundas de la piel con tanta facilidad. Cuando te exfolias, estás ayudando a que los humectantes, los serums y los tratamientos localizados alcancen su máximo potencial en términos de cuán beneficiosos serán para tu piel.

  4. Estimula la síntesis de colágeno: La exfoliación regular puede estimular la síntesis de colágeno. Tu piel lucirá más tersa, joven y fresca. Si tienes líneas finas y arrugas en la cara, ¡notarás una mejora significativa en cuestión de semanas!

  5. Logra una piel radiante: Como ya hemos mencionado, la renovación celular se acelera con el uso regular de cualquier tipo de exfoliante. Células más saludables y nuevas reemplazarán a las viejas, lo que dará como resultado una tez impecable.

  6. Combate pelos encarnados: Si te rasuras regularmente, serás propensa a tener vellos encarnados que definitivamente no son fáciles de tratar. A veces, pueden ser incluso dolorosos y causar ciertas complicaciones. Para evitar todo esto, exfolia todo el cuerpo con regularidad, no solo la piel del rostro. 

¡DESAFÍO! Prueba los efectos de la exfoliación haciendo una prueba rápida. Toma una foto con tu celular (usando la misma cámara y sin filtros) antes y después de exfoliar, y luego compáralas. Te darás cuenta de cómo mejora el aspecto de tu piel con solo un tratamiento que puedes hacer en minutos, en casa. 

Los diferentes tipos de exfoliantes

En esencia, hay dos tipos principales de exfoliación: física y química. Ambos pueden/deben tener un lugar en su rutina de cuidado de la piel y, si se utilizan correctamente, dan como resultado una piel mucho más sana y radiante.

    • La exfoliación física es el proceso de utilizar un producto con textura para eliminar la piel muerta, revelando la piel regenerada debajo. Esto se puede lograr mediante el uso de un exfoliante, cepillo seco, piedra pómez, esponja vegetal, etc o mediante tratamientos como microdermoabrasión, dermaplaning o incluso afeitado/depilación con cera. 
      Nuestra recomendación: La máscara DETOX de TESSA
    • Otra opción es la exfoliación química, que se basa en enzimas vegetales o AHA (alfahidroxiácidos como el glicólico, el salicílico, el azelaico, el mandélico y el láctico, por nombrar algunos) para penetrar en la piel y romper los enlaces entre las células muertas de la piel para liberarlas. 

 

¿Cómo elegir el exfoliante correcto?


Piel sensible: Si tu piel generalmente pica o está irritada después de usar productos nuevos, se considera sensible. Los BHA (exfoliantes químicos) suelen ser menos irritantes que otros.

Piel normal: La piel normal no tiene granos ni se irrita fácilmente. Las personas que tienen una piel "normal" pueden probar cualquier técnica o producto exfoliante sin experimentar efectos adversos. Se reduce a la preferencia personal.

Piel seca: La piel seca es escamosa o áspera, y se beneficia más de los exfoliantes químicos, como el ácido glicólico, que puede atravesar la capa superficial de la piel y ayudar a que el humectante hidrate las nuevas células de la piel con mayor eficacia.

Piel grasa: La piel grasa se ve brillante y se siente grasosa. Las personas con piel grasa a menudo pueden usar exfoliantes químicos y físicos más fuertes. Es también cosa de preferencia.

Piel propensa al acné: Si eres propensa a los brotes o tienes acné de leve a moderado, busca productos que contengan retinoides, ácido salicílico o ácido glicólico.


¿Cada cuánto debería exfoliarme?

La regla general es de dos a tres veces por semana. La cantidad de veces a la semana que tu piel requerirá una exfoliación profunda dependerá en gran medida de tu tipo de piel.

Aquellas con tipos de piel más secos y sensibles no deben exfoliar más de tres veces por semana, mientras que quienes tienen piel grasa pueden hacerlo con más frecuencia que eso. 


El peligro de exfoliar demasiado

Ahora que hemos discutido todos los beneficios que vienen con la exfoliación, también es importante mencionar sus inconvenientes. La exfoliación excesiva puede eliminar todos los aceites naturales de la piel y hacer que la piel se seque, irrite e incluso cause enrojecimiento. Si tienes acné, podría agravarlo y prolongar su tiempo de recuperación.

Si notas algún efecto secundario negativo de la práctica en sí o de cualquiera de los productos que está usando, debes dejar de usarlo inmediatamente.


¿Nuestras sugerencias?


Máscara DETOX de TESSA: Limpia en profundidad los poros, absorbe el exceso de sebo e impurezas, elimina toxinas y realiza una pequeña exfoliación, devolviendo así la luminosidad a la piel.

 

Jabón Facial DETOX de TESSA: Formulado con carbón activado, avena y aceite de camelia, este jabón en barra limpia y realiza una leve exfoliación dejando tu piel suave y lista para recibir los activos.