DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $60.000 ($80.000 EN ZONAS EXTREMAS) / contáctanos por whatsapp

Cómo cuidar la piel grasa [Una guía detallada]

07 junio 2022

Elegir una rutina de cuidado de la piel puede ser súper complejo. Especialmente, porque cada marca ofrece diferentes productos que son específicos para cada tipo de piel. Por eso, antes de comprar cualquier cosa, es importante comprender tu tipo de piel y sus necesidades y objetivos individuales. 

El día de hoy nos concentraremos en la piel grasa... 

Piel grasa: ¿Cómo se siente?

piel grasa como se siente y como cuidarla

La piel grasa ocurre cuando las glándulas sebáceas de la piel producen demasiado sebo. ¿Qué es el sebo? Es la sustancia cerosa y aceitosa que protege e hidrata la piel.

El sebo es vital para mantener la piel sana. Sin embargo, demasiado puede hacer que la piel se vea grasosa, los poros se obstruyan e incluso se genere acné. Es por eso que el manejo de la piel grasa, a menudo requiere que una persona haga del cuidado regular de la piel un hábito.

Sigue leyendo para conocer algunos de nuestros tips favoritos -aprobados por dermatólogos- para aumentar la hidratación de tu piel y controlar la grasitud.

¿No sabes cuál es tu tipo de piel? Te invitamos a completar nuestro quiz para descubrirlo!

¿Cómo saber si tienes piel grasa?

Los síntomas de la piel grasa incluyen:

  • Una apariencia brillante o grasosa
  • Poros muy grandes o evidentes en la piel
  • Piel que se ve gruesa o áspera
  • Granos ocasionales o persistentes
  • Poros obstruidos y puntos negros

Los síntomas de la piel grasa y su gravedad varían entre las personas. La genética también puede desempeñar un papel en la grasa de la piel, al igual que los cambios hormonales o los altos niveles de estrés.

9 reglas para cuidar de la piel grasa

1. Lávate la cara con regularidad: Lavarse con agua tibia y un jabón suave puede reducir la cantidad de grasa en la piel. Evita los jabones con fragancias, humectantes agregados o productos químicos agresivos, ya que pueden irritar o secar la piel y hacer que esta responda creando más sebo.

Para pieles grasas y más propensas a las erupciones, querrás un limpiador que sea:

  • No comedogénico: el producto no bloqueará los poros.
  • No acnegénico: no empeorará las espinillas existentes y no causará la aparición de nuevas.
  • No irritante: no causará picazón, sarpullido o enrojecimiento.
  • Hipoalergénico: No debería causar alergia en la piel. 

 

2. Los ácidos son tus amigos: Algunos productos medicados para el cuidado del acné pueden ayudar, incluso si no tienes acné. Los productos que contienen ácido salicílico pueden ser un gran aliado.


3. Aplica un tónico: Según un estudio de 2014, los astringentes naturales pueden tener propiedades calmantes para la piel. Los tónicos astringentes naturales pueden hacer que los poros dilatados parezcan más pequeños y eliminar pequeñas partículas de producto o maquillaje que podrían obstruir los poros.
Nuestra recomendación: TESSA Hialuronic Toner


4. Usa una máscara facial: Las mascarillas que contienen arcillas pueden absorber la grasa y reducir el brillo de la piel y los niveles de sebo sin irritarla. Úsalas solo ocasionalmente para evitar que la piel se reseque y luego aplica una crema hidratante suave.
Nuestra recomendación: TESSA Máscara Detox

5. Aplica tus productos sobre la piel húmeda: El mejor momento para aplicar tus productos, es cuando la piel aún está húmeda. Esto se debe a que los ingredientes para el cuidado de la piel pueden penetrar mejor en la superficie de esta.


6. Los aceites no son tus enemigos: Muchas veces, las pieles grasas son simplemente pieles deshidratadas que producen sebo en exceso como respuesta. Para hidratar de manera intensa, prueba incorporando un aceite por lo menos por las noches, y verás como el aspecto de tu piel mejora. 
Nuestra recomendación: TESSA Beauty Oil

 

7. Exfolia tu piel con regularidad: No descuides la exfoliación. Usa un exfoliante suave varias veces a la semana. Si lo haces, ayudarás a eliminar las células muertas de la piel, que pueden atrapar el sebo. Cuando el sebo queda atrapado en las células muertas de la piel, es cuando se puede formar acné.

 

8. Prueba maquillaje matificante: El maquillaje matificante es un producto cosmético diseñado para dar a la piel un aspecto mate en lugar de un brillo brillante. No es una solución a largo plazo para la piel grasa, ya que no aborda la causa raíz, pero puede ser útil en caso de apuro.
Nuestra recomendación: TESSA Base Minerals

 

9. Siempre limpia tu rostro por las noches: Mantener un rostro limpio es la clave secreta para una piel equilibrada, que no produce exceso de sebo.  

 

Una rutina TESSA para la piel seca

Produtos tessa para una piel seca

  1. Parte lavando tu cara con nuestro Lavender Cleanser, una loción micelar de lavanda orgánica que dejará tu piel limpia e hidratada. 

  2. Dedícale unos segundos de amor al área del contorno de ojos, con nuestro Eye Lift, cuyo contenido de células madres de la manzana otorga increíbles propiedades reparadoras.

  3. Sigue con nuestro Hialuronic Toner, un tónico hidratante con aloe vera orgánico y ácido hialurónico, que hidrata, calma, potencia la absorción de aceite facial y reduce la inflamación.

  4. Nuestro paso favorito, el aceite. Nuestro Beauty Oil es un aceite que no sólo hidrata, desinflama y calma, sino también retarda el envejecimiento. 

  5. Sella con nuestra Crema Antimanchas, que además de entregar hidratación instantánea y duradera, disminuye la síntesis de melanina, minimiza manchas y aporta luminosidad. 

  6. Si es de día, no olvides terminar aplicando tu protector solar favorito. 

  7. ¿Y para el cuerpo? Te recomendamos nuestras Cremas Corporales, que proporcionan hidratación y humectación duradera, al mismo tiempo que te envuelven en un delicioso aroma que te hará sentir como en un spa. 
x
x