La Vitamina C y tu Piel

En el mundo de la belleza en los últimos años, se ha escrito MUCHO sobre la Vitamina C y con toda razón. Así como consumir una dieta alta en Vitamina C es importante para la salud, aplicarse Vitamina C en la piel lo es también. De hecho, es un activo que todos deberíamos usar. 

¿Que entrega la Vitamina C?

Es un antioxidante POTENTE con numerosos beneficios para la piel:

  • Previene los daños del sol y de la contaminación
  • Minimiza la apariencia de líneas de expresión y arrugas
  • Ayuda a mantener la piel más firme y tersa
  • Activa la producción de colágeno y elastina
  • Ilumina y uniforma el tono de la piel 
  • Reduce manchas (despigmentante) y previene su formación

Básicamente, la Vitamina C promueve la luminosidad, firmeza y una piel más sana en general.

¿Cuál es el problema de la Vitamina C?

El problema de la Vitamina C es que se degrada con el agua,.. y como la mayoría de los sérums con Vitamina C contienen agua, la potencia de la Vitamina C disminuye con el tiempo. En otras palabras, las primeras aplicaciones de ese tipo de sérum son beneficiosas para tu piel pero al cabo de unas semanas, lo más probable que el aporte de ese activo ya no sea mucho y que ese sérum con 20% de Vitamina C al final no sea tal. Es verdad que los preservantes pueden atrasar un poco la degradación de la Vitamina C, pero eventualmente ocurre.

Forma de Vitamina C Recomendadas

Hay muchísimas formas de Vitamina C en el mercado, y es importante informarse un poco antes de comprar. Dado que la Vitamina C es inestable, que se oxida y degrada fácilmente, es importante buscar una forma de esa Vitamina C que funcione.

  • Vitamina C en polvo:  Existen muy pocos productos en polvo pero es una excelente alternativa ya que se mantienen fresco y no oxidado. Es algo engorroso aplicar ya que se tiene que mezclar la Vitamina C en polvo con agua para luego esparcir en el rostro. Pero si encuentran un producto en polvo con L-Ascorbic Acid,  lo recomendamos al 100% .
  • Sérum con L-Ascorbic Acid: Si el sérum contiene L-Ascorbic Acid (forma muy estable de la Vitamina C), significa que contiene agua y dado eso, es importante que también contenga Ferulic Acid y/o Vitamina E pues ayudan a "estabilizar" la Vitamina C. También es importante que el frasco sea oscuro para prevenir la oxidación con la luz. 
  • Sérum en base a Tetrahexidecil Ascorbate (THD): El THD es el derivado de la Vitamina C más estable descubierto hasta ahora al ser soluble en aceite (no en agua pues así NO se oxida). Es más potente al penetrar en las capas más profundas de la piel y más adecuado para la piel sensible. Ya te sorpenderemos luego con un producto con ese activo,

    ¿Apto para piel sensible?

    Mhhmmm,.. nos encantaría decirle que sí pero la verdad es que muchas personas con piel sensible no reaccionan bien con ese activo, especialmente cuando vienen en altos porcentajes. Mejor usar la Vitamina C soluble en aceite (THD Ascorbate) o partir con porcentaje más bajos (2-3%) de L-Acorbic Acid e ir subiendo de a poco.

    ¿Cuándo aplicarse?

    Hay muchas opiniones diferentes aquí, y no hay consensus entre los expertos sobre si es mejor usarlo de día o de noche. En TESSA creemos que es una decisión personal pues la Vitamina C actúa en ambos casos, pero es verdad que durante el día, la Vitamina C te entrega una protección extra para protegerse de los rayos UV. 

    ¿Cuánto aplicarse?

    Para las pieles "todo terreno", pueden partir usando altos porcentajes aplicándose 2 veces al día, pero para la mayoría de las personas, recomendamos partir día por medio con porcentaje más bajos,. e ir subiendo de a poco. Uno conoce su piel y su tolerancia a ciertos activos, así que es una decisión más personal. 

    Shop now

    "Creemos en el poder de la naturaleza"