Magia negra: Los potentes efectos del carbón activado en tu piel

El carbón activado está ganando terreno en el mundo de la cosmética debido a sus múltiples bondades curativas.

Vitaliza - Purifica - Desintoxica

Sencillamente, el carbón vegetal (de madera o de las cáscaras de coco, por ejemplo), se somete a un tratamiento, haciéndolo más poroso que el carbón común. Debido a su carga eléctrica negativa y su naturaleza porosa, sus beneficios se deben a que atrae y atrapa toxinas en el organismo antes de que sean absorbidos.

Y si bien hace cientos de años que los asiáticos recurren al carbón para aliviar malestares estomacales, hoy irrumpe con fuerza en el mundo de la cosmética y cuidados de la piel bajo la misma premisa. Dado que nuestra piel está expuesta a agresiones constantes –desde el smog hasta el humo del cigarrillo e incluso cosméticos de componentes químicos–, es probable que se encuentre congestionada. Eso a su vez, hace que la piel sea más proclive al envejecimiento acelerado, poros dilatados, enrojecimiento, irritación y brotes. También la hacen más propicia a que se vea opaca con tono disparejo.

Y si bien existen carbones activados de diferentes orígenes, todos tienen el fin de eliminar toxinas e impurezas, y su uso tópico sirve para absorber el exceso de sebo en el rostro, junto con ayudar a extraer las impurezas que se encuentra en la piel. Ampliamente usada en mascarillas faciales, puede usarse en casi todas las pieles, hasta las sensibles, aunque en pieles alérgicas y/o muy sensibles, siempre es recomendable hacer una pequeña prueba antes de usarse en el rostro.

Nuestra máscara DETOX está formulada con carbón activado proveniente de un tipo de roble de origen japonés de alta pureza y es apto para la piel sensible y alérgica.