DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $80.000 ($100.000 EN ZONAS EXTREMAS) / contáctanos por whatsapp

Rosa Mosqueta

La rosa mosqueta es una planta medicinal que se ha popularizado en los últimos años por sus beneficios dermocosméticos. Este tipo de planta es un arbusto silvestre perteneciente a la familia de las rosáceas.

Originaria de Chile, su cultivo se ha extendido por todo el mundo gracias a sus múltiples usos, los cuales tienen una gran capacidad nutritiva, medicinal y estética.

Esta maravillosa planta tiene fuertes propiedades curativas y regeneradoras, promueve la producción de colágeno dentro de los tejidos conectivos y mantiene la capacidad de la piel para retener la humedad. Además, estimula la renovación celular y es un maravilloso aceite facial para pieles maduras, secas o inflamadas.

¿De dónde viene y por qué se usa?

El ingrediente principal usado en cosmética es el aceite de rosa mosqueta. Este se separa de las semillas a través de una extracción por presión en frío para preservar todos los nutrientes. El elixir mágico que queda es pura indulgencia y lujo para la piel. 

La rosa mosqueta es un perfecto cicatrizante, por lo que se utiliza tanto en medicina como en cosmética para tratar heridas, suturas, quemaduras, marcas epidérmicas u otro tipo de lesiones cutáneas que requieran un producto con propiedades cicatrizantes y regeneradoras.

  • Antiaging

  • Regenerante

  • Hidratante

¿Cuáles son los beneficios?

- Combate los signos del envejecimiento. El aceite de rosa mosqueta es otro ingrediente natural que estimula la producción de colágeno y elastina. Su aceite puede llegar a las capas más profundas de la piel, actuando sobre las células productoras de estas moléculas, que son las responsables de la firmeza y elasticidad de la piel.

- Reduce las cicatrices. Es una planta con una alta capacidad regeneradora, por lo que es perfecta para tratar quemaduras, cicatrices o marcas de acné en la piel. Además, no solo mejora la pigmentación, devolviendo a la piel el aspecto anteriormente saludable, sino que también mejora su textura. Esto es posible debido a su contenido de ácido, que afecta la reparación y flexibilidad de la piel.

- Trata el acné y la rosácea.  El aceite de rosa mosqueta tiene cualidades aniinflamatorias, por lo que es ideal para los siguientes tipos de acné: pápulas, pústulas, nódulos o quistes superficiales. En cuanto a su uso para tratar la rosácea, muchos dermatólogos recomiendan el aceite de rosa mosqueta por sus nutrientes, que pueden ayudar a mejorar la barrera protectora de la piel. En este caso, el producto destaca por su composición rica en ácido ascórbico, compuestos fenólicos, ácidos grasos esenciales y por ser altamente hidratante, evitando así la descamación e irritación manteniendo la piel hidratada y equilibrada.

- Hidrata y mejora la textura de la piel. Contiene propiedades emolientes que ayudan a mejorar la hidratación y textura de la piel. Los emolientes son lípidos y aceites que hidratan, suavizan y aumentan la flexibilidad. Esto mejora la barrera protectora de la piel, asegurando que los niveles naturales de humedad de la piel se mantengan de manera óptima.

¿Cómo se utiliza en nuestros productos?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.