DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $80.000 ($100.000 EN ZONAS EXTREMAS) / contáctanos por whatsapp

Péptidos

Los péptidos son uno de los ingredientes más comentados en el campo del cuidado de la piel antienvejecimiento. Cuando se aplican a la piel, demuestran beneficios notables, revitalizando la piel y haciéndola más resistente y fuerte.

Los péptidos son cadenas cortas de aminoácidos que actúan como componentes básicos de proteínas como el colágeno, la elastina y la queratina. Estas proteínas son los cimientos de tu piel y son responsables de su textura, fuerza y ​​resistencia. Sin péptidos, nuestra piel está menos intacta, lo que puede provocar una pérdida de firmeza, la aparición de arrugas, un cambio en la textura y menos 'rebote'.

¿De dónde viene y por qué se usa?

Los péptidos, también llamados polipéptidos, se encuentran naturalmente en la piel, pero también se incluyen en muchos productos para el cuidado de la piel, y por una buena razón. Los péptidos pueden ser naturales o sintetizados.

Cuando se aplican tópicamente sobre la piel, los péptidos actúan como pequeños mensajeros, activando las células de la piel para que realicen funciones específicas, como la construcción de colágeno y elastina, alentando a la piel a verse y actuar más joven.

  • Antiage

  • Suavizante

  • Antiarrugas

¿Cuáles son los beneficios?

- Apoyan la producción de colágeno. Se ha demostrado que varios tipos de péptidos mejoran la producción de colágeno. Lo hacen actuando como mensajeros en la piel, indicando a sus células que produzcan más colágeno, elastina y queratina. 

- Suavizar líneas finas y arrugas. Dado que los péptidos pueden estimular la piel para que produzca más colágeno, tienen beneficios antienvejecimiento que reducen las líneas finas y las arrugas.

- Mejora de la textura de la piel. Gracias a su capacidad para mejorar las proteínas de la piel, se ha demostrado que mejoran visiblemente la textura de la piel, ayudando notablemente a aliviar las líneas finas y las arrugas.

- Fortalecen la barrera cutánea. Los péptidos pueden ayudar a las proteínas de la piel. Pero ciertos tipos también pueden estimular la regeneración de la piel, la producción de ácido hialurónico y ayudar a la piel a lidiar con los factores estresantes ambientales, como los rayos UV. 

- Disminución de la inflamación de la piel. Los péptidos tienen propiedades antiinflamatorias que podrían calmar la irritación o el enrojecimiento.

- Piel más elástica. Además del colágeno, los péptidos también forman fibras de elastina.. Estas fibras hacen que la piel luzca más firme y tersa.