DESPACHO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $80.000 ($100.000 EN ZONAS EXTREMAS) / contáctanos por whatsapp

Antioxidante

Cuando se trata de ingredientes antienvejecimiento, la investigación es clara: los antioxidantes son esenciales, y cuanto más se aplique a la piel: ¡mejor! Al igual que su dieta, su piel necesita una combinación de nutrientes beneficiosos y saludables. La piel es el órgano más grande de su cuerpo, por lo que es importante nutrir su superficie con ingredientes beneficiosos como estos.

Los antioxidantes no solo ayudan a combatir los elementos responsables de los signos visibles del envejecimiento, sino que también pueden calmar la piel, ayudar a revelar una apariencia más juvenil y revitalizar la piel opaca debido a los contaminantes transportados por el aire y la exposición a los rayos UV.

¿De dónde viene y por qué se usa?

Los antioxidantes, como la vitamina C, se encuentran en frutas y verduras frescas, conocidas por ser fuentes particularmente potentes, y también se pueden aplicar por vía tópica.

En el cuidado de la piel son moléculas que combaten algunos de los signos más visibles del envejecimiento, entre ellos, la decoloración, las líneas finas, las arrugas y la pérdida de firmeza.

Décadas de investigación han demostrado que los antioxidantes no solo son valiosos para la salud en general cuando se toman por vía oral (ya sea en suplementos o en frutas y verduras), sino que tienen efectos notables cuando se incluyen en productos para el cuidado de la piel.

Los antioxidantes tópicos son componentes esenciales en cualquier rutina de cuidado de la piel antienvejecimiento.

  • Regenerativo

  • Antiinflamatorio

  • Antiaging

¿Cuáles son los beneficios?

- Corrige los signos del envejecimiento. El estrés oxidativo descompone el colágeno, dificulta el proceso de reparación natural de la piel y desencadena la inflamación, y verá estos efectos como líneas finas, arrugas, piel flácida, brotes de acné y manchas en el tono de la piel. Al eliminar los radicales libres, los antioxidantes pueden ayudar a prevenir y corregir estos signos visibles y dar a la piel un brillo más juvenil.

- Ayudan a prevenir el daño solar. Todos los antioxidantes tienen propiedades antiinflamatorias. Atenúan la respuesta inflamatoria de la piel a los rayos nocivos del sol, previniendo las quemaduras solares y brindando una mayor protección contra el daño solar y el fotoenvejecimiento.

- Ayudan a la piel a repararse a sí misma. La inflamación impide el proceso de renovación de la piel. Al reducirla, los antioxidantes permiten que la piel se repare y corrija el daño visible.

- Ilumina el tono de la piel. Los radicales libres y la exposición frecuente al sol también pueden desencadenar cambios en la producción de melanina de nuestra piel, causando manchas oscuras y un tono desigual de la piel. Al reducir el daño solar, los antioxidantes pueden ayudar a prevenir la pigmentación anormal de la piel.