DESPACHO GRATIS A TODO CHILE por compras sobre $80.000

Aceite de Chía

Usadas por los mayas e incas durante siglos por su alto contenido de proteínas, las semillas de chía se han vuelto populares como refrigerios saludables. Estas son igual de beneficiosas cuando se usan externamente. 

El aceite de chía que se extrae de estas diminutas semillas aprovecha perfectamente su valor nutricional para brindar importantes beneficios a sus necesidades de belleza. Es la fuente botánica más rica de ácidos grasos Omega 3, lo que asegura poderosas propiedades antiinflamatorias que pueden calmar y reducir el enrojecimiento. Ligero y no grasoso, este aceite es fácil de enamorar. 

¿De dónde viene y por qué se usa?

Las semillas de chía contienen aproximadamente un 30 por ciento de aceite, por lo que es bastante fácil extraerlo. Gracias a sus propiedades hidratantes, el aceite de chía está apareciendo cada vez más en productos para el bienestar y el cuidado de la piel.

Se usa en la piel por la misma razón por la que es nutricionalmente beneficioso comerla todos los días, la chía es rica en aceites grasos esenciales Omega 3 y Omega 6. Cuando se aplican tópicamente, estos aceites brindan nutrición y protección al hidratar y luego sellar la humedad en la capa epidérmica de la piel.

  • Nutritivo

  • Antiinflamatorio

  • Hidratante

¿Cuáles son los beneficios?

- Hidrata la piel. Contiene una gran cantidad de antioxidantes como polifenoles y carotenoides que ayudan a proteger nuestra piel y células del daño ambiental. Además, el aceite de chía está enriquecido con emolientes, lo que lo convierte en un excelente humectante y funciona para suavizar la piel y mejorar la barrera cutánea. 

- Previene el envejecimiento prematuro de la piel. Por su carácter antioxidante y su alto contenido en ácidos grasos, también asegura ralentizar los signos del envejecimiento. Cuando se aplican directamente o se incluyen como parte activa de la dieta, estas grasas ayudan a conseguir una membrana cutánea más saludable, una mejor protección contra los rayos UV y la hidratación de la piel.

- Ayuda a reducir el acné. El aceite de chía tiene propiedades antiinflamatorias. Si tienes la piel propensa al acné, este aceite es una opción ideal. Puede ayudar a reducir los brotes de acné y las cicatrices que dejan en la piel. También ayudará a igualar el tono de tu piel.

- Promueve la piel hidratada. Si sufres de piel seca o deshidratada, no te preocupes: la semilla de chía es la solución para ti. El aceite en sí mismo crea una barrera que permite una menor evaporación de agua a través de la piel, lo que significa más humedad. ¡Y todos sabemos que una piel hidratada es realmente una piel feliz!

- Mejora la salud general de la piel. En general, el aceite es perfecto para todo tipo de piel, ya que no solo la devolverá a la normalidad, sino que también la hará más saludable. Su piel comenzará a brillar y no experimentará tantos brotes, especialmente durante los cambios en las hormonas.

¿Cómo se utiliza en nuestros productos?

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.